Jueves, 21 de mayo de 2015

Por Germán Grosso Molina

Seguimos conociendo más aspectos de nuestra devoción a la Divina Misericordia. En este post hablaremos de la práctica de la “hora de la misericordia”.

Como introducción diremos que, como bien todos sabemos, la obra redentora de Cristo tuvo su punto máximo de entrega amorosa, en el momento de la cruz. Estando Jesús clavado en ella, pidió ante el Padre perdón por nosotros y nuestros pecados: Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen (Lc 23, 34). Su amor por nosotros se manifestó plenamente allí en la cruz.

Relatan los evangelios que en la llamada hora nona (las 3 de la tarde), Jesús, dando un fuerte grito dijo: Padre en tus manos encomiendo mi espíritu. Y dicho esto, expiró (cfr. Lc 23, 44-46).

Después de ese momento (la muerte de Cristo), cuentan los evangelios que los soldados le clavaron la lanza en su costado: … uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió agua y sangre Seguidamente el evangelista (Juan), se encarga (como no lo hace en otros casos) de aclarar que él realmente fue testigo de lo ocurrido, dándole a ese hecho la importancia que merece (cfr. Jn 19, 32-35) como prueba irrefutable del amor misericordioso de Jesús. [...]


Leer más...

Tags: Divina Misericordia, GGCatequesis, Hora de la Misericordia

Mi?rcoles, 06 de mayo de 2015

Resultado de imagen para padre misericordioso

Compartimos uno de los puntos de Misericordiae Vultus, la BULA DE CONVOCACIÓN DEL JUBILEO EXTRAORDINARIO DE LA MISERICORDIA del Papa Francisco.

Una verdadera "joyita" de esta invitación al vivir el año de la Misericordia, en donde el Papa nos exhorta, tal como lo hizo Jesús, a vivr la misericordia entre nosostros, a perdonar a los que nos ofenden, a aborrecer el odio, el rencor, etc.

No tiene desperdicio.


[...]


Leer más...

Tags: Divina Misericordia, Papa Francisco, Año Santo